Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
gobierno de cantabria
 
el diario montañes
anievas personajes escudo de anievas
linea decorativa linea decorativa

Tomás Castillo Herrera. Pitero. (Villasuso,1914) Durante más de medio siglo fue el pitero más acreditado de Cantabria y uno de los más genuinos representantes del folclore montañés. Perteneciente a una familia de origen campesino, ‘Tomasón’ o ‘El pitero de Anievas’, como también se le conocía. Se compró su primer pito a los 17 años y a partir de entonces comenzó su andadura en romerías y verbenas. Formó pareja, en un primer momento, con su hermano Cándido, y siguió su carrera después con su hijo Eduardo Castillo Andrechiga, con quien grabó el disco Jotas Montañesas.
La fama por sus aptitudes como pitero traspasó las fronteras de la región. Su actuación más sonada fue probablemente la que protagonizó en el teatro María Guerrero, junto a la bailarina Maienma, consiguiendo permanecer en cartel durante 13 días. A lo largo de su trayectoria actuó en varias ciudades españolas y con el recuerdo del éxito se retiró a finales de los setenta. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria)




Teresa González Quevedo. Religiosa. (Madrid, 1930-1950). Nació el día 14 de abril y a los seis días fue bautizada por Ignacio Navarro Canals, capellán del Rey. Durante su infancia la familia pasaba las vacaciones en Barriopalacio.
En julio del año 1936, estalló la Guerra Civil Española y se refugió junto con su madre y sus dos hermanos en la casa familiar de Barriopalacio hasta finales del año 1937. Por este motivo celebró su primera comunión en esta localidad cántabra.
En el año 1948, ingresó en el Noviciado de las Hermanas Joaquina de Vedruna de Carabanchel. En enero de 1950 se le detectó una meningitis tuberculosa, enfermedad por la que murió el 8 de abril de 1950 sin haber llegado a cumplir los 20 años de edad.
Como reconocimiento a esta religiosa, en marzo de 1960 se puso su nombre a una calle del madrileño distrito de Tetuán. Juan Pablo II proclamó, en 1983, Venerable a María Teresa González Quevedo, haciendo saber a toda la Iglesia Católica que María Teresa permanecía en la fidelidad al Evangelio de Jesús. (Fuente Principal: Gran Enciclopedia de Cantabria)




 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies