Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
web municipal
gobierno de cantabria
 
el diario montañes
cabezón de liébana personajes escudo de cabezón de liébana

Beato de Liébana. Según la tradición oral, este monje que vivió a mediados del siglo VIII nació en el pueblo de Aniezo, aunque hay quien defiende que ni siquiera era originario de la comarca lebaniega. De lo que no cabe duda es de que la mayor parte de su vida transcurrió en el monasterio de Santo Toribio. Alcanzó notoriedad en su enfrentamiento junto a Eterio, obispo de Osma, a las tesis adopcionistas de Elipando, arzobispo de Toledo y metropolitano de España, y otros religiosos de prestigio quienes defendían que Cristo era, en cuanto hombre, hijo adoptivo y nominal de Dios. De esta controversia en la que llegaron a intervenir Carlomagno, el Papa Adriano I, Alcuino de York y otros obispos europeos se conserva la Carta de Eterio y Beato a Elipando o Apologético. Su obra más conocida es Comentarios al Apocalipsis (776, 784 y 786) escrita con el propósito de explicar el hermético texto de la revelación de Juan. También compuso el himno O Dei Verbum, para la liturgia mozárabe de la festividad de Santiago Apóstol. La fama de Beato se debe en gran parte a las magníficas ilustraciones y miniaturas que ilustran sus Comentarios (y que posteriormente han tomado el nombre del autor del libro) ya que su temática y técnica fueron muy importantes para la evolución de la pintura y escultura mozárabe y románica. El final de la vida de Beato también suscita dudas: hay quienes afirman que murió en el monasterio de Santo Toribio, frente a los que opinan que fue en el monasterio palentino de Valcabado. (Fuente principal: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Rodrigo González de Lara. Noble lebaniego. (Siglos XI-XII). Descendiente de Gonzalo Núñez, magnate en la corte del rey de Castilla y León Alfonso VI, el monarca de Mio Cid. Este conde y rico hombre poseía grandes propiedades en su Liébana natal y llegó a ser gobernador de esta zona y de Asturias. En 1122, firmó con su mujer, la infanta Sancha Alfónsez, la donación del Monasterio de San Mamés de Liébana al de Santa María de Piasca, haciendo constar en la escritura ser fundación de sus mayores.
El rey Alfonso VII de Castilla y León, coronado emperador en 1135 en León, le derrotó y desposeyó de todos sus bienes en Cantabria, compensándole con la entrega del gobierno de Toledo y diversas propiedades en Extremadura. En el año 1137, acompañado de algunos amigos y vasallos, marchó a las expediciones militares contra Tierra Santa, fortificando en este viaje el Castillón de Torón, en Ascalona, que entregó a los caballeros Templarios. Después de su regreso a los reinos peninsulares, aparece firmando la donación del Monasterios de Arlanza, en 1140. En Palestina enfermó de lepra y falleció en Jerusalén. Su cuerpo fue devuelto a España y enterrado en Santa María de Piasca. (Fuente principal: Gran Enciclopedia de Cantabria)

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies