Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Colindres patrimonio civil
patrimonio arqueológico 
 patrimonio religioso
patrimonio industrial 

Colindres conserva un significativo patrimonio arquitectónico en el que destacan las
residencias señoriales levantadas en la Edad Moderna de la parte más antigua de Colindres, denominada ‘de arriba’. Entre ellas se cuenta la casa de Agüero, en el barrio de San Juan, de una sola planta y datada en el siglo XVII. Perteneció a Pedro González de Agüero, Señor y Mayor de la Casa y Solar de Agüero, encargado de la construcción de galeones hacia 1662. En el mismo barrio se alzan dos interesantes edificios del XVIII: el palacio de Gil de la Redonda y el palacio del Infantado o del Condestable, datado en 1704, perteneciente al linaje de Alvarado y compuesto por un bloque de dos pisos enmarcado por dos torres de tres, una de ellas con un cuerpo anexo.

En el barrio de La Puerta se pueden contemplar otras tres interesantes construcciones del XVIII: la casa Villota, la casa del Valle, con balcones individuales columnados, llamativa rejería y las armas de Hoyo, Valle, Alvarado y Sarabia en la fachada; y la casa de Bartolomé y Felipe de Palacio, llamada de ‘Los Capitanes’, concluida en 1729, en la cual se puede observar el paso del clasicismo al barroco.

Por último destacar entre las construcciones de la Edad Moderna de Colindres, la casa del capitán Francisco Gil de la Redonda Velasco, en cuya fachada se lee la fecha 1696; y la casa Cachupín, perteneciente al poderoso linaje laredano. En su fachada se ven cruz y una calavera con dos tibias acompañados de dos inscripciones en las cuales se lee «cual me ves, te verás» y «quien se desvele pensando en la última partida, halla en la muerte la vida», estas decoraciones son típicas de los Mori, antigua familia de Colindres con la que emparentaron los Cachupín.

En Colindres también se encuentran varias e interesantes muestras de arquitectura pública y privada decimonónica y de comienzos del siglo XX. Es de destacar el pequeño conjunto que forman el ayuntamiento, del arquitecto Gonzalo Bringas Vega, y un kiosko de música construido en 1913, situado a su vera. Este elemento urbanístico fue financiado por el indiano Heliodoro Ferca y decorado con azulejos fabricados en La Cartuja de Santa María de las Cuevas de Sevilla, que incluyen motivos de El Quijote. Otros dos edificios notables de aquella época son Villa Amelia, atribuida a Alfredo de la Escalera y Amblard, y la Villa Luz, que presenta elementos propios de la arquitectura del laredano Joaquín Rucoba.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies