Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Santander nucleos de población
   
mapa de santander
     
linea decorativa linea decorativa


El municipio de Santander comprende cinco núcleos de población: Cueto, Monte, Peñacastillo, San Román de La Llanilla y Santander (capital).

Cueto. Localidad que dista 3,6 km del centro de la capital municipal y tiene una altitud de 50 m. Su término comienza donde concluye el área de El Sardinero, incluyendo en él la zona correspondiente a Mataleñas. Conserva varias casas de finales del siglo XIX y principios del XX, aunque una de sus construcciones más significativas es el Faro de Cabo Mayor, realizado en 1839 por el ingeniero Felipe Bauzá. Junto a los acantilados existentes al oeste del faro y del Puente del Diablo está situado el Panteón del Inglés, construido en memoria de William Rowland, fallecido en este lugar en 1889 al sufrir un accidente cuando montaba a caballo. En este núcleo se localiza la iglesia de la Virgen del Faro, inventariado en 2001. Cueto presenta una dinámica de población progresiva, contando en la actualidad con un total de 8.905 hab. (2004).

Monte. Con el mar Cantábrico como telón de fondo, en el extremo norte del municipio, se emplaza este pueblo que dista 2,4 km de la capital cántabra. Su altitud es de 30 m y se extiende hasta la misma línea de la costa, donde se ubican las populares playas del Bocal, Rosamunda y La Maruca. Monte está experimentando un gran aumento de sus residentes gracias, sobre todo, a la expansión del núcleo urbano hacia la periferia y, como consecuencia, a las nuevas construcciones levantadas en los últimos años, de tal forma que su población actual la integran 2.194 hab. (2004). No obstante, sigue siendo el núcleo más reducido, desde el punto de vista demográfico, de los que integran el municipio. Está estructurado en los barrios de San Miguel, Aviche, Bolado, La Torre, Ateca y Corbanera. En este último, el más próximo a la costa, se hallan los restos de la antigua batería de San Pedro del Mar, del castillo o fuerte edificado en 1874 cerca de ésta y del molino de Aldama, construido por orden de Sebastián de Aldama en 1795.

Peñacastillo. A 4,7 km de Santander, lindando con el término municipal de Camargo, se ubica este núcleo, cuya población se eleva a 11.631 hab. (2004), repartidos entre los barrios de San Martín, Lluja, Adarzo, Ojaiz, Camarreal, El Castro, Campogiro, Nueva Montaña, La Peña... Tiene una altitud de 50 m. Como en el resto de los casos, el proceso de urbanización y aumento poblacional es el aspecto que más llama la atención. Tras la evolución de los últimos años se aprecia cómo se está modificando esta área, que antes era mayoritariamente obrera e industrial y que cada vez está adoptando una dinámica más comercial y residencial. En su término se encuentra el polígono industrial de El Campón.

San Román de la Llanilla. Esta localidad se encuentra a 5,5 km del centro urbano, a una altitud de 100 m sobre el nivel del mar y a continuación del pueblo de Monte. Es la que cuenta con un mayor número de habitantes, 13.053 hab. (2004) y su dinámica demográfica es netamente progresiva. De hecho, es uno de los núcleos cuya fisonomía más ha cambiado en las últimas décadas, debido al importante desarrollo de la construcción. A esta localidad pertenecen el Seminario de Monte Corbán, , declarado BIC en 2002, y el santuario de la Virgen del Mar, donde cada año se celebra la romería en honor a la Patrona de Santander. Aquí está ubicado también el cementerio de Ciriego, cuya creación se inició hacia el año 1879.

Santander. Capital del municipio y de la comunidad autónoma, en Santander se concentra el 80% de la población del término: 148.016 hab. (2004). Se extiende sobre una penísula, al norte de una amplia bahía a la que da nombre. Está asentada a una altitud media de 20 m, aunque algunas partes costeras son más bajas y en otros emplazamientos la altura llega a los 100 m. Ciudad portuaria y turística, Santander cuenta con una rica e interesante historia que evidencia la misma evolución de la etimología de su nombre. Así, Santander deriva del genitivo latino de San Emeterio, mártir de época romana venerado como uno de los patrones de la villa, siendo la evolución como sigue: Santi Emetherii, Sancti Emderi, Sancte Endere, Santendere, Santander.

La azarosa historia de la capital autonómica, queda reflejada en un interesante patrimonio que incluye numerosos elementos protegidos legalmente como la iglesia-catedral de Nuestra Señora de la Asunción, BIC desde 1931; el castillo, torre, murallas y conjunto monumental de la casa noble de los Riva-Herrera, BIC desde 1979; el convento de las Clarisas de Santa Cruz (Tabacalera), BIC desde 1982; la Parroquia de la Anunciación, BIC desde 1992; el antiguo hospital de San Rafael, (sede de la Asamblea Regional de Cantabria), BIC desde 1983; el Mercado del Este, BIC desde 1986; la iglesia de San Santa Lucía, BIC desde 1987; el cementerio protestante , inventariado en 2004; la iglesia de Nuestra Señora de la Visitación de Santa María (Salesas Reales), inventariada desde 2003; el dique de Gamazo, BIC desde 2001; el conjunto histórico Paseo de Pereda y calle Castelar, BIC desde 1985; el palacio de La Magdalena y sus jardines, BIC desde 1980; y el conjunto histórico de El Sardinero, BIC desde 1986.

Así mismo son de destacar varias instituciones museísticas, archivos y bibliotecas de la ciudad como el Museo Regional de Prehistoria y Arqueología, BIC desde 1962; el Museo municipal de Bellas Artes, BIC desde 1962; el Museo Regional de Arqueología y Prehistoria; el Museo Marítimo del Cantábrico; la Biblioteca y Casa-Museo de Menéndez Pelayo (sede de la fundación Gerardo Diego), BIC desde 1982; y el Archivo Histórico Provincial de Santander, BIC declarado en 1997.

Por último señalar algunos bienes muebles de interés localizados en distintas colecciones y archivos de Santander que también han sido protegidos legalmente como la pátera de Otañes, BIC desde 2000; el Tesorillo de Ambojo , BIC desde 2000; el Cartulario de San Salvador de Oña, BIC desde 2003; el Cartulario de Santa María de Piasca, BIC desde 2003; y las locomotoras de vapor Peñacastillo y Revilla, inventariadas en 2003.

Nacieron o están vinculados a Santander artistas plásticos como José de Madrazo (1781-1859), Rogelio de Egusquiza (1845-1915), Luis Cuervas Mons (1851-1943), Tomás Campuzano y Aguirre (1857-1934), Francisco Iturrino (1864-1924), León Criach y Durán (1866-1928), Pío Ardanaz Crespo (XIX-XX), Luis Bartolomé Somoza (S XX), María Blanchard (1881-1932), Pancho Cossío (1894-1970), Manuel de la Escalera Narezo (1895-1994), Juan Antonio Acha Pellón (1904-1991), Antonio Quirós (1912-1984), Manuel Pereda de la Reguera (1919-1981), Miguel Vázquez Pesquera (1921), Joaquín Fernández Palazuelos (1925), Eduardo Sanz (1928), Esteban de la Foz Fernández (1928), Fernando Calderón López de Arroyabe (1928-2003), Esteban de la Foz (1928), Manuel Gómez Raba (1928-1983), Enrique Gran Villagraz (1928-1999), Enrique Criach Fernández (1930), Ramón Calderón López de Arroyabe (1932-2004), Gloria García Torner (1936), José Fernández Martínez (1938), Jesús Avecilla Riancho (1941-1991), Joaquín Capa (1941), Roberto Orallo (1947), Eduardo Gruber (1949), Pilar Gómez Cossío (1950), Juan Uslé Oceja (1954), Jesús Velasco (1955), Daniel Gutiérrez Adán (1955), José Cobo Calderón (1958), Sara Huete (1958), Concha García (1960), Juan M. Moro (1960), Manuel Fernández Saro (1962), José Luis Mazarío (1963), Sergio Sanz (1964), Daniel R. Martín (1966), Arancha Goyeneche (1967), Eduardo Anievas Cortines (1973) y Javier Arce Bueno (1973);

deportistas y dirigentes deportivos como José Antonio Carrero Torres-Quevedo (1910-1990), Luis Diestro Saiz (1916-1999), Gregorio de la Fuente Perales (1931), Marcos Alonso Imaz, 'Marquitos' (1933), Jesús Gago Madrazo (1934), José Santos Díaz García (1941), Rafael Díaz Agüero (1944), Pedro Corral Revuelta (1948), Antonio Gorostegui Ceballos (1954), Pedro Alba Miguel (1955), Enrique Setién Solar (1958), Roberto Cano Aja (1956), José Antonio Fernández Horna (1959), Beatriz Pellón Fernández-Fontecha (1960), Jesús Puras Vidal (1963), Manuel Borrego Cejudo (1964), Olga Carrero Ortiz (1964), Julián Sotelo Madrazo (1965), Enma Díaz Aroca (1965), José Ignacio Fernández Martínez (1965), Rafael Álvarez Alarcia (1966), Óscar Barrena González (1966), Carlos del Barrio y Corral (1968), Pedro Javier Diego Goitia (1968), Ana Escalante Galán (1969), Amós Bilbao González (1970), Elena Carrión de La Lastra (1970),Luis Javier Bernal Moro (1971), Gustavo Alonso Sánchez (1974), Juan Cortiguera Ruiz (1974), Sergio Cacho Reigadas (1974), Jesús Fernández Oceja (1974), Inmaculada Beitia Vila (1975), Iván Helguera Bujía (1975), Pedro Munitis Álvarez (1975), Carlos Agüera Rozadilla (1976), Luis Helguera Bujía (1976), Iván de la Peña López (1976), Marcos Fernández Revilla (1977), Zulema Fuentes-Pila Ortiz (1977), Ruth Beitia Vila (1979), Gonzalo Colsa Albendea (1979) e Iris María Fuentes-Pila Ortiz (1980);

novelistas, dramaturgos, ensayistas y periodistas como Amós de Escalante (1831-1902), José Estrañi (1840-1919), Enrique Menéndez Pelayo (1861-1921), Concha Espina (1877-1955), José del Río Sainz (1884-1964), Gerardo Diego Cendoya (1896-1987), Francisco Cubría Sainz (1900-1967), José Simón Cabarga (1902-1980), Elena Quiroga de Abarca (1919-1995), Leopoldo Rodríguez Alcalde (1920), Eulalio Ferrer Rodríguez (1921), José Hierro Real (1922-2002), Manuel Arce Lago (1928), Álvaro Pombo García de los Ríos (1939), Alfonso Vallejo (1943), Marcelino Menéndez Pelayo (1856-1912), Mariano Calvo Haya (1961), Marián Bárcena Melero (1965) y Félix Álvarez (1966);

representantes del campo de las artes escénicas y cinematográficas como Soledad Jiménez (1874-1966), José Buchs Echeandía (1893-1973), Pío Muriedas (1903-1992), Trinidad Alonso Fernández (1927-1999), Mario Camus García (1935), Mercedes Alonso Gómez (1940), Jesús Garay Fernández (1949), José Antonio Arroyo del Río (1960), Míriam Díaz Aroca (1961), Pati Domenech Gonzalo (1961), Cristina Fernández Samaniego (1964), Rosa Casuso Estébanez (1969), María Felices Rasines (1973), Eduardo Noriega (1973) y Ruth Díaz Muriedas (1975);

arquitectos como Fray Alberto de la Madre de Dios (1575-1635), Antonio Zabaleta (1803-1864), Atilano Rodríguez Collado (1843-¿?), Leonardo Rucabado (1875-1918), Javier González de Riancho (1881-1953), Francisco Cabrero Torres-Quevedo (1912-2005) Ricardo Lorenzo (1927-1989) y Juan Navarro Baldeweg (1939);

músicos y compositores como Antonio de Aranaz (1745/46-1805), Alberto Casafón Obregón (1872-1922), Juan Carlos Calderón López Arroyabe (1936), José Francisco Alonso (¿?–1995), Germán Coppini López Tormos (1961), Ernesto Coppini López Tormos (1965-1999), Luis Aracama Gardoqui (1972);

religiosos como Francisco de Paula Castellano y Molas (1880-1969), Ángel Herrera Oria (1896-1968), Agustín García Calvo (1905-1936), María Mercedes Cabezas Terrero (1911-1993), Agapito Amieva Mier (1928-2001), Fernando Álvarez de Miranda Valderrábano (1926-1999) y Juan Manuel Cobo Suero (1937);

juristas, administrativos y gestores como Domingo Agüera Bustamante (S. XIX), Rafael Botín y Sánchez Porrúa (1876-1946), José María Campos Setién (1924), Eduardo Casanueva Piñeiro (1928), Ana Álvarez d e Lara Alonso (1948), Juan Calzada Aspiunza (1951);

políticos y dirigentes sindicalistas como Antonio Flórez Estrada (1786-¿?), Eduardo Torralva Beci (1881-1929), Eulalio Ferrer Andrés (1889-1964), Pablo Ceballos Botín (S. XX), Ángel Escobio Andraca (1896-años 50) y Jesús Cabezón Alonso (1946);

empresarios como Isidoro del Campo Fernández-Hontoria (1859-1955), Emilio Botín-Sanz de Sautuola y García de los Ríos (1934), Emilio Bolado Soto (1936), Jaime Botín-Sanz de Sautuola y García de los Ríos (1936) y Antonio Bañuelos García (1955);

militares como Joaquín Fuentes Pila (1896-1925), José María Bourgon López-Dóriga (1917-1985), Antonio Álvarez de Miranda Valderrábano (1929);

y otros personajes como Carlos Campuzano Watkins (1820-1879), César Agenjo Cecilia (1909-1990), Guillermo Arce Alonso (1910–1970), Juan José Aldasoro Quijano (1917-1995), Vital Alsar Ramírez (1933), Javier Díaz López (1953), Marcelino Botín-Sanz de Sautuola Naveda (1962) y Diego Rueda (1976).

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies