Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Santander población
   
indicadores de población
     
linea decorativa linea decorativa


A través del análisis de la evolución demográfica de la población santanderina a lo largo del siglo XX y en los primeros años del presente se aprecia la dinámica que ha experimentado el municipio. En las primeras décadas el aumento fue continuado, acentuándose hacia los años cincuenta y sesenta, aunque se ralentizó en el último tercio, sufriendo incluso pérdidas de efectivos demográficos en determinados momentos de los diez últimos años. Santander entraba en el año 1900 con 54.694 habitantes, produciéndose hasta 1940 un índice de incremento similar de una década a otra. Así, en 1910 la cifra se había elevado ya hasta los 65.046 vecinos, y en 1920 ya eran más de 72.000 los residentes en la villa. También el censo de 1930 puso de manifiesto este progresivo y sostenido crecimiento poblacional. Para entonces, el número de habitantes superaba los 85.000 y en 1940 los santanderinos ya eran cerca de 102.000.

Es en el decenio comprendido entre 1940 y 1950 cuando la población experimenta un leve estancamiento, cuya explicación se encuentra fundamentalmente en la influencia de la Guerra Civil y en las consecuencias y complicadas condiciones de vida de la postguerra. De hecho, la diferencia demográfica de este periodo es de poco más de 650 habitantes, una cifra muy por debajo de los incrementos experimentados con anterioridad.

Tras este freno, en los años sesenta se recupera e incluso acelera el ritmo de crecimiento, hasta tal punto que son cerca de 16.000 los nuevos habitantes registrados en esta década. Más concretamente, la cifra de santanderinos reflejada en este censo ascendía a 118.435, frente a los 102.462 de 1950. Como se aprecia, el volumen de crecimiento se asemeja al de las primeras décadas de siglo, aunque ahora el incremento es mayor, en unas dimensiones desconocidas hasta entonces.

No obstante, fue en el decenio comprendido entre 1960 y 1970 cuando tuvo lugar el despegue demográfico más llamativo, pues fueron más de 31.000 los nuevos habitantes que ganó la ciudad en este periodo. Así, se alcanzó una población de 149.704 vecinos.

Esta tendencia progresiva contrastaba con la situación de estancamiento que sufrían entonces otros segmentos de la región. De hecho, una parte importante del desarrollo poblacional urbano se debió a los aportes inmigratorios procedentes de las áreas rurales cántabras, aunque también de otras provincias limítrofes, sobre todo las castellanas. Los principales factores que determinaron este creciente movimiento migratorio del campo a la ciudad fue el proceso de industrialización urbana y la crisis agraria.

Como consecuencia, se produjo un proceso de construcción masiva en suelo rústico, desarrollándose así el área de General Dávila y el barrio de Castilla-Hermida. Además, la zona de El Sardinero, hasta entonces utilizada como lugar de segunda residencia para turistas y veraneantes, pasó a ser ocupada por los propios santanderinos para establecer su vivienda permanente. Es, asimismo, muy destacada la evolución demográfica registrada hasta los años ochenta. En este caso, aunque el aumento de efectivos demográficos es similar a la década anterior, llegando a la cifra de 180.328 habitantes en 1981, está motivado por otra serie de razones, como es el propio crecimiento vegetativo interno. Sin embargo, desde entonces y hasta la actualidad, se puede afirmar que el municipio ha experimentado un crecimiento casi nulo, pues la tendencia se ha visto estancada. De esta forma, aunque hasta 1991 la población siguió en ascenso, alcanzándose la cifra de 196.218 habitantes, se ve claramente cómo ha decaído el ritmo de crecimiento, que ahora se queda en poco más de 16.000 efectivos. Fue a partir de entonces cuando se inició la tendencia a la baja, como consecuencia del descenso de la natalidad y el leve incremento de la mortalidad que no eran compensados ya por los saldos migratorios.

A lo largo de los cinco años siguientes Santander ya había perdido más de 10.000 vecinos, quedándose en poco más de 185.000 en 1996. Por debajo de esta cifra, sin apenas alteraciones significativas, se ha mantenido en los últimos años la población santanderina, que a día de hoy cuenta con 184.778 habitantes, según el último padrón municipal, correspondiente a 2003. Uno de los aspectos que están influyendo en este proceso no evolutivo puede hallarse en el sector de la construcción.

Aunque los núcleos de la periferia están experimentando un progresivo desarrollo urbanístico con el consecuente aumento poblacional, esta circunstancia no está siendo impedimento para que el precio de la vivienda y el suelo en la capital cántabra mantenga sus encarecidos precios, favoreciendo así el establecimiento de nuevos hogares en otros municipios próximos, como Santa Cruz de Bezana, Piélagos, Camargo o Astillero, que además de ofrecer precios más asequibles cuentan con otras ventajas añadidas como parcelas y zonas verdes privadas y un contacto más directo con la naturaleza.

En este sentido, de las piezas que componen la estructura urbana son las zonas periféricas las que han experimentado transformaciones más intensas. De hecho, los núcleos de Cueto, Monte, Peñacastillo y San Román, esto es, las antiguas áreas rurales del municipio, han quedado incluidas en el perímetro urbano.

El municipio presenta un perfil demográfico predominantemente adulto, pues a este grupo de edad pertenece el 69,1% de su población, mientras que los jóvenes representan un 11,6% y los viejos un 19,3%. Sus principales indicadores estructurales son una tasa de dependencia general del 44,7%, un índice de envejecimiento del 167,2 por ciento y una edad media de 42,3 años.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies